Voice of Cards: The Forsaken Maiden – Review

-

El año pasado, tuvimos la oportunidad de probar Voice Of Cards: The Isle Dragon Roars, un atípico RPG “con” cartas, nótese que digo con y no “de” cartas… Desarrollado por el equipo detrás de NieR, Yoko Taro y compañía. Me pareció una propuesta interesante a lo que son los juegos de rol por turnos, del cual revelaron el lanzamiento de otra entrada en la misma línea Voice of Cards: The Forsaken Maiden.

Viene siendo una adición independiente al juego inicial que nos brinda una experiencia superior gracias a algunos pequeños ajustes y una experiencia optimizada. Claro, The Forsaken Maiden, lleva el mismo estilo de narración que estaba presente en The Isle Dragon Roars.

Las doncellas de las Islas

En Voice of Cards: The Forsaken Maiden, seguiremos la historia de nuestro protagonista, al cual podemos nombrar como queramos, mientras cuidamos de una de las doncellas de la isla, Laty. Luego terminamos buscando a otras doncellas en un viaje a través del mar para tratar de salvar nuestra propia isla. Al principio seremos tres personajes que forman el grupo inicial, estos tienen los típicos roles que suelen aparecer en RPG: aventurero que se maneja bien en el combate; el mago con toque de misterio; y el alivio cómico en forma de mascota.

Puede que nos parezca  especialmente familiar, no es por accidente: el grupo está construido deliberadamente para ser similar, lo que hace que el cambio en los ritmos de la historia y la progresión se sientan aún más significativos para aquellos que jugaron Voice of Cards antes de Forsaken Maiden. Aunque tiene un desarrollo de juego similar, no se siente tan encadenado a la seguridad como lo estaba The Isle Dragon Roars, yendo a lugares genuinamente salvajes. Esta vez, el elenco recibe un enfoque más fuerte y contextual dadas sus circunstancias.

Las cartas en la mesa

Al igual que el juego anterior, tiene el mismo esquema de juego: Con nuestro grupo visitaremos pueblos/ islas, realizaremos misiones, investigaremos pistas y limpiaremos mazmorras con jefe incluido, descubriendo con cada paso nuevas rutas al voltear cartas. Habrán misiones secundarias, eventos aleatorios que de resolverlos nos reportarán grandes recompensas.

La exploración se realiza en un tablero que representa varios ambientes utilizando una pieza que parece de ajedrez que representa a nuestro grupo. Con cada paso iremos desbloqueando las cartas como si fuera abriendo camino, y cada ciertos pasos tendremos las batallas aleatorias y eventos especiales hacen que la exploración sea entretenida. Como novedad está el uso de un barco para navegar por las islas.

El combate se desarrolla en un tablero diferente, mediante el uso de diferentes cartas que representan los personajes, los objetos, enemigos y los ataques. Uno de los cambios introducidos en esta entrega es que todo se siente un poco más amigable. Se introducen conceptos de combates rápidos, y no como suele pasar en la mayoría de juegos de rol con un inicio lento de sus mecánicas.

El título tiene algunos de los mismos problemas que Isle Dragon Roars. En poco tiempo el combate puede volverse repetitivo en algunos puntos, ya que la aleatoriedad de los encuentros se hace muy frecuente. La exploración sigue siendo convincente, pero la configuración de la mesa es más limitante en este sentido, con biomas que luchan por distinguirse mucho hasta que haya interacciones significativas con los personajes, cuyos diseños siguen siendo una fortaleza.

Otro punto es que en algunos personajes, no se puede cambiar su respectivo equipo limitando así el umbral de daño realizado y recibido. Otro punto es que el juego resulta muy fácil, teniendo una ventaja sobre los enemigos, incluido los jefes. Ahora tenemos los ataques cooperativos se agregan entre grupos específicos de personajes, pero no se diferencian lo suficiente en la aplicación de las habilidades de ataque estándar.

La mesa está puesta

El apartado gráfico es el mismo de The Isle Dragon Roars, un apartado decente donde prima el estilo artístico de las mismas cartas. La banda sonora suena tan impactante como en el anterior juego, con melodías marca de la casa, entre instrumental canciones con voces femeninas agradables. Destacamos la voz del nuevo narrador, el cual sabe impregnar ese toque agradable a sus descripciones de los momentos clave.

Veredicto

Si les gustó la primera entrega, entonces disfrutará de Voice of Cards: The Forsaken Maiden. Tiene algunos toques nuevos que lo diferencian del anterior juego, siendo uno de ellos que hicieron el juego mas simple. Puede resultar un juego fácil, pero no deja de ser un título interesante.

Nota: Este review fue realizado en PS5 y el código fue cedido gracias a Square Enix.

DETALLES DEL REVIEW

SUMARIO

Si les gustó la primera entrega, entonces disfrutará de Voice of Cards: The Forsaken Maiden. Tiene algunos toques nuevos que lo diferencian del anterior juego, siendo uno de ellos que hicieron el juego mas simple. Puede resultar un juego fácil, pero no deja de ser un título interesante.
Rubén Castle
Rubén Castle
Publicista, cínico-sarcástico, sin bandos ni ídolos, RPG Lover... creo que estaré jugando todavía a los 90.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

SÍGUENOS

160,743FansMe gusta
24,955SeguidoresSiguenos
4,321SeguidoresSiguenos
4,104SuscriptoresSuscribete

APROVECHA ESTAS OFERTAS

DESTACADAS

Si les gustó la primera entrega, entonces disfrutará de Voice of Cards: The Forsaken Maiden. Tiene algunos toques nuevos que lo diferencian del anterior juego, siendo uno de ellos que hicieron el juego mas simple. Puede resultar un juego fácil, pero no deja de ser un título interesante.Voice of Cards: The Forsaken Maiden - Review