Werewolf: The Apocalypse – Earthblood Review

-

Entre tantos juegos triple A es bueno ver Propuestas de juegos que se diferencien. Así nos llega Werewolf: The Apocalypse – Earthblood, lo nuevo de Cyanide Studios, los mismo que nos han traído Of Orcs and Men, Styx: Master of Shadows 1 y 2 y Blood Bowl. La propuesta es un juego de acción que nos pone en la piel peluda de un hombre lobo, con una historia más interesante de lo que parece, pero que lamentablemente se queda a medio camino de lo que quiere ser.

En mi memoria reciente no recuerdo haber visto juegos que abordaran ser, enteramente, una criatura mítica como un hombre lobo. Si, hay juegos que nos dan esa opción como Altered Beast, Sonic Unleashed, vamos que incluso Skyrim, pero no basan totalmente su jugabilidad en esta mecánica.

Según la trama de Werewolf: The Apocalypse – Earthblood, somos Cahal un miembro de un clan de lobos, entre tantos esparcidos por el mundo, que lucha contra la megacorporación Endron. Dicha corporación está consumiendo los recursos del planeta poniendo en peligro la estabilidad del mismo. Con múltiples instalaciones colocadas por mundo los clanes de lobo se encargan de sabotear sus operaciones.

Tras un asalto fallido a una de las instalaciones de Endron, varios miembros del clan resultan heridos y muertos, entre ellos un ser querido de Cahal. Ciertamente, aunque la historia en principio parece genérica, esconde un universo más interesante de lo que parece. Al avanzar iremos descubriendo documentos que nos cuentan como es el mundo dentro del juego.

Sobre los personajes, hay que destacar las interacciones entre ellos. Cahal con su actitud estoica, aunque está consciente de que es un eslabón más, los demás personajes reaccionan ante su preferencia. No es el héroe más simpático que encontremos, pero si el más realista.

Tres transformaciones, tres modos de juego

La premisa de Werewolf: The Apocalypse – Earthblood, está basada en tres formas que adoptamos las cuales nos harán avanzar en la aventura. Por un lado está la forma Homínida, que es la forma humana: esta es la forma default, podemos interactuar con otros personajes, tomar objetos entrar en modo sigilo. Luego tenemos la forma Lupus, que es la forma del lobo como animal, está forma es enfocada al sigilo, podemos pasar por lugares estrechos y seremos más rápidos escondiéndonos que en siendo humano. Por último la forma Crinos, está es la forma de hombre lobo, dónde seremos una máquina de matar.

Cada forma tiene sus peculiaridades y otras desventajas. En forma humana no podemos luchar, salvo incapacitar enemigos. En forma de lobo tampoco atacamos. La forma de Crinos no está totalmente a nuestra disposición, solo cuando hemos sidos descubiertos en las instalaciones enemigas.

Se nos otorgarán misiones, las cuales consisten en infiltrarnos en bases y laboratorios enemigos. Por lo general, para abordar dichas misiones siempre será en modo sigilo, de nosotros depende alternar entre la forma humana o lupus. En algunas secciones tendremos que enfrentarnos a los enemigos en forma Crinos, y también si nos descubren cuando estamos infiltrándonos.

La jugabilidad, tiene una de cal y otra de arena. Para empezar, el juego está muy enfocado al modo sigilo, dónde los enemigos patrullan por escenarios predispuestos para que pasemos desapercibidos. No son especialmente difíciles, pero las rutas de las patrullas son inalterables.

Al pasar al modo Crinos se supone que la cosa debe mejorar, sin embargo, el juego tiene buenas mecánicas pero mala ejecución. Ciertamente nos sentiremos poderosos siendo hombre lobo, tenemos unos movimientos increíbles, pero los ataques sobre los enemigos se sienten insulsos.

Hay varias categorías de enemigos como los genéricos, que no resisten dos golpes; están los intermedios, que son más resistentes y tienen ataques que nos detienen; también los pesados que nos pueden enfrentar de tu a tu; y por último los jefes de nivel, que poseen una barra de vida extensa. Algunos enemigos tienen armas con municiones de plata que son bastante dañinas para el hombre lobo.

El Crinos tiene dos modos de pelea: actitud ágil y actitud mole. La actitud ágil seremos más rápidos y generaremos Rabia más rápidamente, la actitud mole seremos más resistentes y contundentes. Tendremos varias habilidades que se realizan combinando los botones, y son ataques devastadores o habilidades que nos refuercen. Se pueden esquivar ataques y llenamos la barra de Furia para realizar las habilidades. Habrá un modo llamado Frenesí, que no es más que el conocido estado Berserk.

Cahal tendrá un árbol de habilidades bastante básico. Por medio de experiencia iremos consiguiendo puntos para invertir en nuevos movimientos o habilidades. Mientras más avanzada sea el movimiento a conseguir, más costará en puntos.

Omnipresente Unreal Engine

Por increíble que parezca, Werewolf se ve bastante bien, incluso en consolas Old-Gen. Tiene unas texturas muy realistas, sobre todo en la piel de los personajes y superficies de los escenarios. El más detallado es el propio Cahal, que incluso el tatuaje que lleva está bastante detallado y distinguible.

Los juegos de luces son realistas, y las sombras son dinámicas dependiendo de la distancia de la fuente de luz. También la transición entre una forma y otra es fluida y no ralentiza la acción y el juego corre a 60fps estables.

La música está para ambientar las situaciones, con tonos sombríos, sobre todo. Junto con los efectos de sonidos, también realistas, las voces de los personajes es en inglés con un nivel bastante decente de interpretación.

Veredicto

Werewolf: The Apocalypse – Earthblood es una apuesta interesante en algunos de sus apartados. Lamentablemente quiere ser más un juego de sigilo que de acción, y esto hace que no destaque en ninguno de los modos. Si, nos sentiremos poderosos siendo hombre lobo, utilizando las habilidades conseguidas, aunque los enemigos genéricos apenas supondrán un reto. Gráficamente es un juego que se ve y corre excelente y su historia es más interesante si escarbamos en ella.

Nota: Este Review fue realizado en la versión de PS4, y el código fue cedido gracias a Cyanide Studios.

Werewolf: The Apocalypse - Earthblood es lo nuevo de Cyanide Studio

DETALLES DEL REVIEW

SUMARIO

Werewolf: The Apocalypse – Earthblood es una apuesta interesante en algunos de sus apartados. Lamentablemente quiere ser más un juego de sigilo que de acción, y esto hace que no destaque en ninguno de los modos. Si, nos sentiremos poderosos siendo hombre lobo, utilizando las habilidades conseguidas, aunque los enemigos genéricos apenas supondrán un reto. Gráficamente es un juego que se ve y corre excelente y su historia es más interesante si escarbamos en ella.
Rubén Castle
Rubén Castle
Publicista, cínico-sarcástico, sin bandos ni ídolos, RPG Lover... creo que estaré jugando todavía a los 90.

SÍGUENOS

160,743FansMe gusta
24,955SeguidoresSiguenos
4,321SeguidoresSiguenos
4,104SuscriptoresSuscribete

DESTACADAS

Werewolf: The Apocalypse – Earthblood ReviewWerewolf: The Apocalypse – Earthblood es una apuesta interesante en algunos de sus apartados. Lamentablemente quiere ser más un juego de sigilo que de acción, y esto hace que no destaque en ninguno de los modos. Si, nos sentiremos poderosos siendo hombre lobo, utilizando las habilidades conseguidas, aunque los enemigos genéricos apenas supondrán un reto. Gráficamente es un juego que se ve y corre excelente y su historia es más interesante si escarbamos en ella.
Copy link