¿Que ha sido de la 8va. Generación hasta el día de hoy?

-

Con la PS5 y la Xbox Series X/S a la vuelta de la esquina, vale bien recordar cómo hemos llegado hasta aquí. Viendo como la PS4 y Nintendo Switch se coronaron ganadoras indiscutibles, en especial por las atractivas propuestas de sus exclusivas de gran calidad. Xbox One se renovó y concluyó en buenos términos como videoconsola, gracias a su servicio Xbox Game Pass, su portento técnico y la dirección de Phil Spencer. La industria indie se vio envuelta en una ola que nos sacudía con títulos que evaden a una industria Triple A llena de convencionalidades y malas necesidades.

Sin embargo, lo que sí debemos de rememorar, es el trayecto que ha tomado toda la industria y nosotros como público, con esta generación que ha sido tan apasionante como desengañosa.

Una Generación llena de cambios: La madurez de la industria y los videojuegos con nosotros.

Oh, 2013… Un año imposible de olvidar, tuvo sus pros y sus contras. Entre ellas estaba el anuncio de las nuevas consolas de Sony y Microsoft, la Playstation 4 y Xbox One, que nos prometían una experiencia de nueva generación, en ese entonces era un sueño húmedo para todo jugador pensar en las posibilidades que ofrecían. Con los anuncios de juegos como Watch Dogs y Destiny, las promesas, los gameplay alucinantes, las ilusiones de los gamers de todo el mundo, cada quien se subió a un tren del hype que nadie pudo parar y se estrelló estrepitosamente. Por qué ahora tendremos grandes exclusivas y un Netflix de videojuegos por un coste asequible, pero las compañías metieron bien la pata…  ¡Varias veces!

Microsoft anunció su nueva Xbox One como una plataforma para ver la Televisión en vez de una videoconsola; Sony tomó cartas en el asunto y los errores que cometió su rival lo uso a su favor al presentar su PlayStation 4, sin embargo, no cumplio con las expectativas de sus exclusivas: no eran más que Demos Tecnicas; Nintendo seguía agonizando con su Wii U, a pesar de que entregaban títulos de calidad.  A finales de 2013 y principios de 2014, la industria estaba pasando por unos tiempos muy bruscos y no sabían hacia dónde se dirigian, las compañías solo decían palabras bonitas y los juegos se promocionaban de una forma tan ambiciosa que resultaba imposible cumplir todas sus promesas, por eso, terminaban decepcionando.

Aunque no todo era malo, hubieron buenos títulos que nos trajeron experiencias dignas de ser llamadas “Next Gen”, como Shadow of Mordor, Sunset Overdrive o Alien: Isolation. Además, la industria indie mostraba sus cartas con juegos que tuvieron en boca de todos: Shovel Knight, The Banner Saga, This War of Mine… Estos títulos llegaron para satisfacer el vacío que habían creado los grandes que nos habían bombardeado con falsas promesas.

En 2015, por parte de los Triple A se hizo una retroalimentación para recuperar la confianza del público, y cuando digo “retro”, me refiero a que este año fue el regreso de los “Viejos Conocidos”, con juegos como Fallout 4 o MGS: The Phantom Pain. Aunque ganarse nuestra confianza no era muy fácil, caso contrario con The Witcher 3 o Splatoon, entre otros.

La gente quería transparencia, solo los ganadores eran los que te decían a lo que iban, te lo mostraban, te lo vendían y eso era todo. Pero, con la industria no todo era color de rosa, una de las polémicas más conocida de aquel año fue el despido de Hideo Kojima, las malas gestiones con sus trabajadores y la eliminación de P.T. de la PS Store, esto fue un balde de agua fría para todos.Esto demostró que las compañías solo piensan en sí mismos, pueden quitarnos la demo Silent Hill por no les importamos, se volvieron peor que Electronic Arts, que ya con su declaración sobre el juego como servicio se ganaron nuestro odio (y empeora a posteriori).

No obstante, sobre todas las cosas, lo que más dolió fue la muerte de Satoru Iwata, el ver partir al responsable de haber resucitado a la industria luego de la “Crisis del 83” demostraba que aquellos tiempos en donde solo importaba jugar y ser feliz, se estaban acabando.

De todas formas, los indies seguían aportando a los videojuegos, y juegos como Rocket League seguían la filosofía de Iwata. Su mayor aporte a este arte fue el bombazo de Undertale, que al igual que el año pasado, superó a todos esos juegos de millones de dólares y nos ofrece una experiencia con una historia, unos personajes y una jugabilidad que ni él mismo The Witcher podía igualar en excelencia.

Al año siguiente, esta retroalimentación continuo: Ratchet & Clank volvió, The Last Guardian vuelve, el lanzamiento de la NES Mini y posteriores, Uncharted regreso para su última aventura con Nathan Drake, y un montón de secuelas más, todas de alta calidad, obviamente no era tan fácil ganarse nuestra aprobación, porque las secuelas pueden ser una buena ganancia económica, pero sobre todo si se hacen con pasión (¿o no, Infinite Warfare?), hubieron grandes sorpresa por parte de ambos lados: Nintendo la rompió con Pokemon GO en el mercado móvil y su anuncio de la NX, Blizzard dio un golpe en la mesa con Overwatch, el regreso de Doom, los lanzamientos de Inside, Firewatch, SuperHOT y Stardew Valley… las decepciones de No Man ‘s Sky, Quantum Break y Street Fighter V.

Ah, y no olvidemos la integración de VR, que aunque en mi opinión es muy joven, es bueno que la tengamos con nosotros por que de esa forma podremos ver su evolución hasta su máxima expresión, por el momento, Half Life: Alyx.

En los siguientes años, a pesar de las polemicas por los micropagos y las loot boxes con Battlefront 2, la llegada de los Battle Royale y su saturación, de 2017 a 2020 nos vimos envueltos con juegos de muchísima calidad que no dejaron de subir la vara hasta lo más alto. Aunque para ello se deba pagar un precio alto como lo es “el Crunch”, que en la actualidad es el problema que está más presente en nuestra industria y debemos resolver para seguir adelante.

Conclusión: El fin de una era de cambios: Lo que nos depara en la 9va. Generación.

Esta generación ha sido una llena de cambios, pero sobre todo, de madurez, y todo gracias a este, a veces tortuoso, aveces increíble camino que hemos recorrido. Se ve que en la siguiente que viene, no se cometerían los mismos errores que al comienzo de esta, Phil Spencer habla de una “generación equitativa”, donde no es ni izquierda ni derecha, todos iguales, tal vez ahora el tema sea el Ray Tracing y los 8K, pero, mientras los juegos sigan siendo tan apasionantes como lo han sido en los últimos años, yo estaré completamente feliz.

Felicidades a todos por llegar hasta aquí.

Victor Romero
Victor Romero
Amante a los VideoJuegos en general. Deportes de Motor. Fan a los Shooter, SinglePlayer y Zombis. Ver Animes es un complemento para despejar la mente

SÍGUENOS

160,743FansMe gusta
24,955SeguidoresSiguenos
4,321SeguidoresSiguenos
4,104SuscriptoresSuscribete

APROVECHA ESTAS OFERTAS

DESTACADAS