Philips TAT2236 Wireless Earbuds Review

-

Los auriculares inalámbricos son el próximo nivel de comodidad y flexibilidad ofrecido por los artefactos tecnológicos de la última década. En una época donde actividades como escuchar música junto con otras labores, comunicarnos a través de videollamadas o invertir horas muertas viendo videos de “YouTube” para fines educacionales o de puro ocio; cualquier tipo de dispositivo de audio remoto que nos permita consumir contenido sin molestar al alrededor se vuelve mandatorio entre el equipaje ligero que cualquier persona actualizada lleva consigo.

Recientemente tuvimos contacto cercano con dos ejemplares de las “2000 Series” de “Philips”, ya conocidos por ser las mentes maestras detrás de una diversidad inmensa de electrodomésticos y artefactos tecnológicos de uso variado. En esta vuelta, llega a ustedes información crítica sobre los auriculares inalámbricos “Philips TAT 2236” y lo que traen estos para su conveniencia.

Calidad de construcción y prestaciones

Los TAT2236 traen consigo una construcción estandarizada sumamente rígida y resistente con un diseño minimalista y ejecutivo apto para cualquier situación, escenario o vestimenta que será del agrado de cualquier tipo de usuario común.

En el caso específico del 2236, a diferencia de su contemporáneo el TAT2206, es que el punto de contacto con los oídos del usuario es una pieza dura y poco flexible que puede resultar incómodo luego de uso prolongado para usuarios con cartílagos pronunciados en las orejas. Lo cual agrega un cierto nivel de incertidumbre e inflexibilidad al diseño de los TAT2236.

Una de las características más convenientes de los auriculares de la “2000 Series” es el sistema de resistencia al agua IPX4, que lo hace apto para realizar actividades físicas o usarlos por tiempo prolongado en climas calurosos sin causar ninguna repercusión negativa en el aparato.

Ambos auriculares descansan en un “docking” del tamaño de una caja de pastillas con actuación magnética que se encarga de mantener los auriculares apagados mientras el mismo esté cerrado. De igual manera, el mismo “docking” dispone de un puerto USB-C de carga rápida que incluye un cable ligero y flexible para conectar a puertos USB 2.0 o 3.0; lo cual hace que, en un tiempo de carga de alrededor de 2 horas, nuestros auriculares puedan mantenerse en funcionamiento óptimo por un período de alrededor de 18 horas.

Los “Philips TAT2236” disponen de botones pequeños y responsivos en ambos lados que abarcan funciones de reproducción, pausa, velocidad de “playback”, tomar llamadas, colgar llamadas y cambio de tracks a través de diferentes combinaciones de pulsaciones que varían en cantidad de pulsos y tiempo de espera de los mismos.

Audio y grabación

Una de las cosas que justifican la inversión en un nuevo artefacto tecnológico de moda que no es necesariamente barato es, sin cabida a debates, la calidad de audio para reproducción de música, videos, “podcasts” o llamadas telefónicas/video.

Este caso en particular sufre de la misma dificultad mecánica que representa la reproducción de frecuencias bajas sin interferencias de distorsiones o saturaciones armónicas externas al aparato, debido al reducido tamaño de la membrana vibradora que traen consigo. Es un intercambio donde se sacrifica un cierto nivel de calidad de sonido que no todos los usuarios pueden notar o si quiera apreciar, a cambio de comodidad y ergonomía que flexibilizan los contextos de uso del aparato.

Los TAT2236 vienen con un nivel de distorsión armónica bajo que causa que el nivel de claridad en reproducción de voces aisladas sea sumamente competente. Su enfoque en frecuencias medias lo convierte en un dispositivo altamente recomendado para video llamadas, llamadas telefónicas, videos de “YouTube” o escuchar tus podcasts favoritos en cualquier plataforma.

El hecho de lograr semejante nivel de claridad en reproducciones enfocadas al rango medio de frecuencias no viene sin un precio a pagar. Y a toda sinceridad, el diseño y la manufactura del aparato hacen que haya poca cabida a una solución viable que no involucre cuanto menos un ecualizador de audio ofrecido por la aplicación que utilicemos para reproducción de audio. El meollo radica en una limitación contraproducente en el rango frecuencial general del audio, que reduce la percepción de frecuencias bajas al mínimo y causan una experiencia poco placentera y contraintuitiva para oyentes exigentes y melómanos, al igual que la dificultad colateral de lograr volúmenes altos que enmascaren los sonidos externos de nuestro alrededor.

Por otro lado, el sistema de microfoneo del que disponen los “TAT” no fué menos que impresionante, ya que, opuesto al micrófono monofónico de membrana super pequeña que traen sistemas convencionales; nos encontramos con dos micrófonos separados de membrana semi-pequeña que abren la posibilidad de señales estereofónicas y capturas más armónicamente ricas de lo estilado.

Conclusión

“Philips” logró crear un producto que puede honorar debidamente su precio y darte eso por lo que pagaste de una manera generosa. Con un precio de distribución de $50 dólares americanos, los TAT2236 son una herramienta sumamente útil dentro del contexto adecuado, que puede ofrecernos diversas prestaciones para facilitarnos la vida en actividades cotidianas con una esperanza de vida duradera.

Ya sea desde lo corporativo hasta lo musical, son altamente recomendados para usos básicos de consumo de contenido y comunicación. De la mano con el nivel de comodidad inigualable que nos suministra el hecho de no tener cables finos y delicados colgando en las cercanías de nuestra área de trabajos manuales.

Este review fué realizado gracias a Philips.

DETALLES DEL REVIEW

SUMARIO

“Philips” logró crear un producto que puede honorar debidamente su precio y darte eso por lo que pagaste de una manera generosa. Con un precio de distribución de $50 dólares americanos, los TAT2236 son una herramienta sumamente útil dentro del contexto adecuado, que puede ofrecernos diversas prestaciones para facilitarnos la vida en actividades cotidianas con una esperanza de vida duradera.
Daniel Acosta
Daniel Acosta
Una cigüeña volaba hacia Transilvania y mientras pasaba por encima de República Dominicana le pegaron una piedra y me dejó caer. Compositor, Productor, Locutor, Diseñador de Sonidos e Ingeniero Civil. Mente de anciano con alma de niño, señor sudoroso de los juegos de disparos; amante de la buena música, la ciencia ficción, la animación, el gore y el humor negro. Débil con todo lo que ande en 4 patas. Humano propiedad de un gato gordo.

SÍGUENOS

160,743FansMe gusta
24,955SeguidoresSiguenos
4,321SeguidoresSiguenos
4,104SuscriptoresSuscribete

DESTACADAS

Philips TAT2236 Wireless Earbuds Review“Philips” logró crear un producto que puede honorar debidamente su precio y darte eso por lo que pagaste de una manera generosa. Con un precio de distribución de $50 dólares americanos, los TAT2236 son una herramienta sumamente útil dentro del contexto adecuado, que puede ofrecernos diversas prestaciones para facilitarnos la vida en actividades cotidianas con una esperanza de vida duradera.
Copy link