La adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft no infringirá las leyes antimonopolio, según experto legal

-

Un experto legal profundiza en la posibilidad de que la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft se detenga debido a las leyes antimonopolio.

Hablando con IGN, el socio gerente de Gamma Law, David Hoppe, opinó sobre la posibilidad de que la adquisición de Activision Blizzard se detenga debido a la ley antimonopolio. En pocas palabras, Hoppe no cree que haya motivos para preocuparse. Dice que los tribunales de los Estados Unidos “históricamente no han estado dispuestos a aplicar principios antimonopolio restrictivos a las transacciones verticales”. Si bien Hoppe deja espacio en su lenguaje para la posibilidad de un cambio de política, claramente espera lo contrario.

En cuanto a lo que significa una transacción vertical, se refiere a la unión de dos o más empresas que brindan funciones diferentes. En este caso, Microsoft es un proveedor y distribuidor de plataformas. Proporciona la consola Xbox, así como la economía que se ejecuta en ella. Activision, a su vez, es un editor de videojuegos y, por así decirlo, está más abajo en la cadena alimentaria. Una comparación apropiada sería la adquisición temprana de editores como ZeniMax Media o Double Fine Productions por parte de Microsoft, los cuales se realizaron sin problemas.

La adquisición de Activision Blizzard es una transacción vertical muy grande

La comparación con ZeniMax Media y Double Fine es, por supuesto, defectuosa en escala. Activision Blizzard es una de las compañías de videojuegos más grandes del mundo. Sin embargo, Microsoft es definitivamente más grande. A pesar del tamaño de Activision Blizzard, la adquisición es sin duda una transacción vertical. Es solo una transacción vertical muy, muy grande.

Hoppe reconoce que hay espacio para argumentar que la adquisición de Activision Blizzard podría verse como una adquisición horizontal en lugar de vertical. Después de todo, Microsoft y Activision Blizzard producen juegos y podrían verse como competidores directos. Pero Hoppe considera que este argumento es ridículo y dice que reclamar un caso antimonopolio sobre la base de “menos opciones para el consumidor en la categoría de productos de juegos de disparos” no es un argumento sólido.

Sin embargo, siempre es posible que el gobierno de EE. UU. intente evitar la adquisición, lo que daría lugar a un proceso judicial largo y prolongado. Microsoft es, después de todo, una empresa muy grande, y cada adquisición respectiva seguramente atraerá un escrutinio más profundo. Sin embargo, a menos que Microsoft intente adquirir Sony o Nintendo, parece poco probable que ocurra una demanda antimonopolio. Se espera que la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft concluya antes del 30 de junio de 2023.

Gabriel Chacón
Gabriel Chacón
Coleccionista de consolas, amante de los videojuegos retro, y la música. Me encanta los juegos RPG, acción aventura, survival horror y mundo abierto

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

SÍGUENOS

160,743FansMe gusta
24,955SeguidoresSiguenos
4,321SeguidoresSiguenos
4,104SuscriptoresSuscribete

APROVECHA ESTAS OFERTAS

DESTACADAS