Blasphemous | Review

-

Blasphemous es un juego pixelado que se encuentra lleno de representaciones de violencia de todas formas habidas y por haber

En serio, Blasphemous, a pesar de sus gráficos inofensivos y pixelados, me ha transmitido una sensación enfermiza de horror, sangre, depravación, en fin, un montón de cosas políticamente incorrectas… y esta es una de sus mayores virtudes.

Una de las escenas iniciales de Blasphemous involucra que derrotes a un personaje jefe y luego llenes tu máscara de metal puntiaguda gigante con sangre de sus heridas e inmediatamente te la vuelvas a poner, y lo digo por mencionar algo, pues hay un montón de cosas de este juego que resultan muy perturbadoras y como su nombre indica: Blasfemia

Las cosas se calman un poco después de eso, pero el telón de fondo de Blasphemous es un mundo maldito poblado por monstruos grotescos y donde los pocos humanos restantes están obsesionados con el sufrimiento y la penitencia. El juego evita referencias cristianas directas, pero no sorprende que el desarrollador de The Game Kitchen sea español, porque es obvio que todo está inspirado en los horrores de la Inquisición.

Blasphemous como muchos otros juegos, digase Sekiro: Shadows Die Twice, The Surge 2, es un juego influenciado por Dark Souls, pero a este se lo nota en prácticamente todos los aspectos del juego. Irónicamente siendo un juego 2D. La oscura narración es muy similar, solo ofrece pistas sobre lo que está sucediendo y oculta la mayoría de los detalles detrás de la oscura historia y las descripciones son muy poéticas. Al igual que en los juegos de FromSoftware, todo lo que realmente necesitas saber es que tú eres el penitente y que se debe revertir “el milagro” que ha maldecido la tierra.

El juego central de Blasphemous funciona de manera similar a muchos otros juegos de plataformas de acción y Metroidvanias. Al menos al principio, no es tan terriblemente difícil como sugieren las comparaciones de Dark Souls y hay un movimiento de esquivar muy satisfactorio que es clave para la supervivencia, ya que te deslizas detrás de un enemigo justo cuando ataca. Mientras vas avanzando, se van desbloqueando más movimientos y habilidades, incluido un parry que es de lo más gratificante, sobretodo en un juego donde cada enemigo tiene patrones únicos que te dan pistas sobre cuándo y cómo atacar.

Esto es doblemente cierto en las numerosas batallas contra jefes que, en la gran tradición de FromSoftware, parecen absolutamente imposibles hasta el punto en que las superas. A pesar de las imágenes en 2D, hay una variedad impresionante para todos, ya que van desde bebés con los ojos vendados gigantes hasta gigantes grotescos que se paran en el fondo y disparan rayos láser de estilo Contra.

Al igual que en Dark Souls, hay puntos de guardado similares a los Bonfires que restaurarán la vida de los enemigos menores y recargarán tus pociones de salud. No estás recolectando almas mientras exploras, pero al morir tu barra especial, utilizada para una variedad de ataques mágicos, se truncará hasta que encuentres el punto en el que moriste y te liberes de la culpa.

Ha habido varios intentos de crear un Dark Souls 2D a lo largo de los años, y Salt And Sanctuary sigue siendo probablemente el más exitoso. En cierto modo, Blasphemous sigue la plantilla de From Software de manera más rígida, pero lo más importante es que no es un juego de rol de acción. No hay estadísticas ni niveles, lo que puede complacer a algunos, pero esencialmente significa que es un Metroidvania con ropa de SoulsBorne.

Hay una variedad de coleccionables y movimientos adicionales para coleccionar, pero, lamentablemente, el combate de Blasphemous no evoluciona tanto en el transcurso del juego. Se compensa un poco con algunas plataformas decentes, pero hay pocos acertijos reales, lo que habría sido la otra dirección obvia para expandirse. Es una pena, porque el diseño del nivel es muy bueno, lleno de secretos y misterios que al principio juraste que eran detalles oscuros y luego resultan vitales para la progresión.

Los efectos de sonido y el soundtrack, no se quedan atrás, reflejando constantemente lo que vivimos en el momento, y haciéndonos profundizar más en las batallas de espadas.

El estilo de pixel art de Blasphemous no está tratando de replicar ningún formato específico, la calidad de la animación es excelente en todo momento y, a pesar de la baja resolución, hay una atención impresionante al detalle y la caracterización. Incluso si la mayor parte de ese detalle es asqueroso e inquietante.

Como una mezcla entre Dark Souls y un Metroidvania 2D más tradicional, Blasphemous es algo convincente, pero parece que se hubiera beneficiado más al seguir siendo solo uno u otro, o, mejor aún, forjando su propio camino. Lo que hay aquí es muy divertido, pero al final son las imágenes grotescas las que son más memorables que el juego real.

Este review fue realizado gracias a una copia para Nintendo Switch proporcionada por Team17 Digital Limited.

DETALLES DEL REVIEW

SUMARIO

En serio, Blasphemous, a pesar de sus gráficos inofensivos y pixelados, me ha transmitido una sensación enfermiza de horror, sangre, depravación, en fin, un montón de cosas políticamente incorrectas… y esta es una de sus mayores virtudes.
Rafael Garcia
Rafael Garciahttp://gamersrd.com
Ingeniero de sistemas, amante de la lectura, el cine, video juegos, tecnologia.

SÍGUENOS

160,743FansMe gusta
24,955SeguidoresSiguenos
4,321SeguidoresSiguenos
4,104SuscriptoresSuscribete

DESTACADAS

Blasphemous | ReviewEn serio, Blasphemous, a pesar de sus gráficos inofensivos y pixelados, me ha transmitido una sensación enfermiza de horror, sangre, depravación, en fin, un montón de cosas políticamente incorrectas… y esta es una de sus mayores virtudes.