Alita: Battle Angel | Review

-

Siendo del todo sincero, debemos de admitir que en este siglo 21 las películas de ciencia ficción, son quienes la tienen más difícil de todas, pues tienen la tarea de presentarnos mundos y civilizaciones nuevas de una forma bastante rápida y que no se sienta vacía. Por eso reseñaremos Alita: Battle Angel

Regularmente estas películas tienen demasiada historia previa que contarnos, y lamentablemente no todos toman el riesgo de hacer una película de más de tres horas, en cambio eligen lanzarnos toda la información de golpe o simplemente dejarnos con muchas lagunas, que van llenando en el transcurso de la historia. Así se pueden convertir fácilmente en una franquicia y lanzar diferentes títulos abarcando todo o al menos, lo mas que puedan, lo cual no siempre es un éxito, pues si la primera película no nos logra enganchar del todo, simplemente no estaremos esperando por la segunda.

Alita: Battle Angel es basada en un manga lanzado originalmente en el 1990 (Un año antes de este servidor nacer para que estemos en contexto). La película se desarrolla en un futuro mas o menos lejano, después de una guerra que acabó con todas las ciudades flotantes de la tierra excepto con una: Zalem. La cual se mantiene de las fabricas de la ciudad de hierro, dejandole a los humanos y Cyborgs que viven en esta ciudad de hierro solamente las sobras, como se imaginarán, el sueño de todos estos ciudadanos es algún día llegar a Salem y vivir de la mejor forma posible, lo cual les resulta imposible.

La película comienza mientras el genio de la cibernética Dr. Dyson Ido (Christoph Waltz) descubre a una niña cyborg que aún está viva, la repara y la adopta. Alita (Rosa Salazar) progresa rápidamente y vemos como pasa en actitudes de niña a adolescente a adulta, bastante rápido. Claro que no puede faltar un drama amoroso, y esta poco a poco, bajo diferentes circunstancias irá retomando recuerdos de su vida pasada. Así poco a poco va recuperando todas sus habilidades las cuales ella no tenia idea que existían.

A esto le sumamos unos villanos extremadamente malvados, Jennifer Connelly interpreta a Chiren, la altanero y ciber-cirujano de Ido. Ella se destaca entre los habitantes más acérrimos de Iron City, con su ropa fina y una gema en la frente. Grewishka (Jackie Earle Haley), el gigantesco cyborg asesino que caza a Alita durante gran parte de la película. A Mahershala Ali de Moonlight le va un poco mejor, en virtud de una peculiaridad de la trama que lo tiene alternativamente jugando al magnate deportivo Vector, y al maníaco regente de Zalem, Nova. Pero sus talentos de actuación se desperdician en gran parte en la escritura bastante torpe.

Demasiada parte de la película está dedicada al romance de Alita y Hugo y al “motorball”, un deporte que proporciona los mismos elementos de acción y relleno narrativo irrelevante como el Quidditch de Harry Potter. La única forma clara de llegar de Iron City a Zalem es convertirse en campeón de motonaves, lo que lo convierte en una obsesión de adolescentes escandalosos como Hugo, que juegan con poco más que patines, rampas para patinetas y una pelota. Pero practicado profesionalmente es un deporte para atletas que han cambiado la mayor parte de sus cuerpos por cibernéticas y están listos para destruirse unos a otros. El hecho de que puedan sobrevivir a casi cualquier cosa, ya que solo están perdiendo bits de metal, le permite a Alita entregar algunas peleas bastante brutales mientras mantiene su clasificación PG-13.

La película brilla por su acción, la cual podemos decir que es bestial, sobretodo en 3D, donde en los partidos de Motorball en esas peleas se envían bolas y todo tipo de extremidades y armas a nosotros los espectadores, cada momento es un susto. Debo de alavar el trabajo hecho por Robert Rodriguez en estas peleas donde el CGI es quien reina, también dándole vida a la estética del anime y el estilo ciberpunk de la película. Le saca el provecho al máximo a todo lo que pueden hacer los cyborgs. Y la película no duda en hacer uso de esto constantemente, en cada oportunidad que tiene de formar una pelea.

Aparte de esto, vemos este estilo en absolutamente toda la película, la gran mayoría de seres que nos encontramos tiene una que otra extremidad cyborg, pues es la forma de sobrevivir. Y lo hacen de una forma tan pero tan asombrosa, que en momentos solo quería seguir explorando la ciudad, ver su cultura, conocer a sus habitantes, pero el hecho de ser una película con tiempo limitado, hace que esto sea prácticamente imposible.

Hay muchas cosas que no me gustaron de esta película, puedo decir que se habló muy pero muy poco sobre la identidad de Alita, se habló muy poco sobre Zalem, los eventos que dieron cimiento a este futuro tan trágico, el pasado del Dr que salva a Alita, el cual vivía en Zalem, muchísimas cosas que quedamos con toda la intriga, en cambio nos dan mucho pero mucho tiempo del romance de Alita con Hugo. En serio, me hubiese encantado que sacrificaran todo esto, por saber mas sobre ese pasado tan de elite que tuvo Alita.

En fin, para abundar más en esto, podemos concluir diciendo que Alita: Battle Angel es un universo lleno de cultura Cyberpunk terriblemente contado.

DETALLES DEL REVIEW

SUMARIO

Siendo del todo sincero, debemos de admitir que en este siglo 21 las películas de ciencia ficción, son quienes la tienen más difícil de todas, pues tienen la tarea de presentarnos mundos y civilizaciones nuevas de una forma bastante rápida y que no se sienta vacía. Por eso reseñaremos Alita: Battle Angel
Rafael Garcia
Rafael Garciahttp://gamersrd.com
Ingeniero de sistemas, amante de la lectura, el cine, video juegos, tecnologia.

SÍGUENOS

160,743FansMe gusta
24,955SeguidoresSiguenos
4,321SeguidoresSiguenos
4,104SuscriptoresSuscribete

APROVECHA ESTAS OFERTAS

DESTACADAS

Siendo del todo sincero, debemos de admitir que en este siglo 21 las películas de ciencia ficción, son quienes la tienen más difícil de todas, pues tienen la tarea de presentarnos mundos y civilizaciones nuevas de una forma bastante rápida y que no se sienta vacía. Por eso reseñaremos Alita: Battle AngelAlita: Battle Angel | Review